Menos Dunedin y más península de Otago

Dunedin, situada en la bahía de Otago, es la segunda ciudad más importante de la isla sur de Nueva Zelanda, sin embargo ésta despierta menos interés que la península de Otago, que se encuentra a su lado surcando el océano Pacífico.

La ciudad de Dunedin se fundó en el año 1848 y creció muy rápidamente debido a sus minas de oro. A principios del siglo 20 era el centro comercial más importante de nueva Zelanda, de ahí su impresionante estación de trenes, el edificio más remarcable de Dunedin. Fue diseñada por el arquitecto George Troup y el estilo de su fachada es propio del renacimiento flamenco. En ella podemos ver motivos tallados en piedra caliza sobre rocas de basalto negras.

Dunedin, ADRIANA NOVO
Dunedin, ADRIANA NOVO

El centro de Dunedin está formado por unas pocas calles comerciales, bares y restaurantes. Sin embargo la actividad es mínima.

Dando una vuelta por la ciudad nos sorprende la cantidad de jóvenes que montan en skate, parece una moda bastante arraigada aquí, pues también encontramos numerosas tiendas donde se venden tablas y accesorios.

Nos cansamos pronto de esta ciudad gris, pues quitando la estación de trenes, no tiene mucho más que ver.

Por el contrario, la península de Otago merece una visita más pausada. Se trata de un popular centro de ecoturismo, pues allí se encuentran colonias de pingüinos de ojos amarillos, leones marinos y albatros, el pájaro de mayor envergadura de entre todos los que existen.

Península de Otago, ADRIANA NOVO
Península de Otago, ADRIANA NOVO
Península de Otago, ADRIANA NOVO
Península de Otago, ADRIANA NOVO

La carretera que recorre la costa de la península es digna un paseo. Menos de medio metro separa el océano del asfalto, parece mentira que pueda existir una carretera tan cercana al mar. A nuestra derecha se pueden ver varias paradas de autobús coloreadas con diferentes dibujos de animales marinos. A la izquierda encontramos pequeñas embarcaciones amarradas en la bahía.

Por otro lado, el faro situado en lo alto de la península es otro de los atractivos de Otago. Asimismo, tampoco son nada desdeñables las vistas de Dunedin que se observan desde lo alto de la península.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s