Literalmente en Mordor

 

– Extiende la mano, Frodo.
– Está frío.
– ¿Qué ves? ¿Ves algo?
– Nada. No hay nada. Espera. Tiene unas marcas. Son caracteres élficos. No los sé leer.
– Pocos saben. Está en el lenguaje de Mordor, que no pronunciaré aquí.
– ¡Mordor!
– En la lengua común quiere decir: «Un anillo para gobernarlos a todos. Un anillo para encontrarlos. Un anillo para atraerlos a todos y en las tinieblas, atarlos» Éste es el anillo Único forjado por el Señor Oscuro Sauron en los fuegos del Monte del Destino.

Tongariro, ADRIANA NOVO
Tongariro, ADRIANA NOVO
Tongariro, ADRIANA NOVO
Tongariro, ADRIANA NOVO

Nos hallamos al pie del monte del Destino, escenario en el que Frodo y su pequeño acompañante Samsagaz sufrirían mil peripecias en su camino hacia la cima del volcán donde destruirían el anillo maldito.

Ha estado nevando durante toda la noche, aunque el día ha amanecido claro y despejado. En el suelo se acumulan placas de hielo y las temperaturas son muy bajas. Nos encontramos en realidad en el volcán de Ngauruhoe, espacio natural que sirvió de escenario para el rodaje de la trilogía del Señor de los anillos gracias a su simetría.

El paisaje es escarpado y cuenta con poca vegetación. Al final de un páramo extenso cubierto por una capa blanca, se encuentra el cono volcánico.

Tongariro, ADRIANA NOVO
Tongariro, ADRIANA NOVO
Tongariro, ADRIANA NOVO
Tongariro, ADRIANA NOVO

El Tongariro Nacional Park, fundado en 1887, fue el primer parque nacional de toda Nueva Zelanda y es uno de los lugares declarados patrimonio de la humanidad por la Unesco. En él encontramos tres volcanes en activo: el Ruapehu, el Ngauruhoe y el Tongariro. Éste último erupcionó por última vez en el año 2012, por fortuna, sin causar grandes daños.

La zona se encuentra rodeada de grandes lagos, riachuelos, cascadas y bosques endémicos, todo bañado por nieve virgen.

DSCN5918

Los maoríes respetan profundamente este lugar. Según cuenta la leyenda, el primer hombre en alcanzar la cima del Tongarigo fue un explorador maorí llamado Ngatoro-i-rangi. Una vez en lo alto de la montaña, temeroso por la posibilidad de morir congelado, invocó a los dioses del fuego. Éstos le escucharon y en respuesta a sus plegarias ascendieron por las tres montañas que quedaban a la vista y se manifestaron en forma de fuego y lava.

Sin embargo, hoy en día, el agua le ha ganado la batalla al fuego pues encontramos nieve y hielo por doquier: abajo a nuestros pies, a nuestro lado en forma de riachuelo y cuando alzamos la vista en las montañas.

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s